Cómo Decorar Nuestro Hogar con el Estilo Nórdico

Cómo Decorar Nuestro Hogar con el Estilo Nórdico

Empresas como Ikea han dejado claro que, en esto de la Decoración de Interiores los nórdicos tienen un talento especial.

En parte, dado a su minimalismo, ese gusto por el “menos es más” y por los materiales naturales que consiguen crear espacios con gran armonía y que dan una gran sensación de “hogar”.

Es el estilo nórdico que vino de la mano de los países del norte de Europa, desde Finlandia a Noruega, Suecia y Dinamarca. Con el tiempo, cada vez son más los países influenciados por el toque especial de los nórdicos a la hora de crear espacios.

Un gusto caracterizado por la sencillez y la armonía con la naturaleza como protagonista. De hecho, si queremos crear un espacio de estilo nórdico no pueden faltar una gran variedad de plantas de interiores. La mezcla de materiales y texturas es una de las claves de este estilo. Para conseguir este efecto, lo mejor es elegir muebles en madera natural, como abedul o haya, en colores claros para ayudar así a crear ambientes luminosos y relajados.

En Dismobel cuentan con un amplio catálogo de muebles nórdicos online para crear todo tipo de ambientes, desde salones, a comedores, dormitorios o espacios de trabajo de estilo nórdico.

De este modo, si nos gusta este estilo podemos encontrar todo el mobiliario adecuado para decorar todas las estancias de nuestro hogar de forma muy práctica y sencilla a golpe de clic.

Principales Claves de Decoración del Estilo Nórdico

Otra de las claves de decoración de este estilo es el uso de telas naturales. Es importante que los materiales de las telas que empleemos provengan de materiales de la naturaleza si queremos ser fieles a este estilo. Materiales como el algodón, el lino o la lana.

La elección de colores es muy personal, pero siempre dentro de tonos suaves, con una base de colores claros es lo más habitual.

Se trata de buscar la mayor luminosidad y sencillez, siguiendo estas premisas conseguiremos un estilo nórdico perfecto para lograr una vivienda que respire armonía y tranquilidad.

Una de las claves es el del color de las paredes, éstas deben de ser blancas, o al menos de un tono luminoso y un suelo de materiales naturales en tonos claros.

Jugar con los complementos en la decoración, como pueden ser los manteles, las colchas, los cojines o las mantas también ayudarán a darle ese toque de color.

El aprovechamiento del espacio también es esencial, hablamos de un estilo minimalista en el que debemos sacarle partido a cada elemento de nuestro hogar.

Nada de espacios recargados y llenos de objetos, lo interesante es crear un espacio donde la energía discurra sin problemas y exista cero sensación de agobio o desorden.

En este sentido, comparte ciertas premisas con el feng shui que nos recuerda la importancia de cómo colocar los diferentes muebles en nuestro hogar para conseguir que la energía fluya sin problemas.

Al prestar atención a todos estos detalles conseguiremos un hogar que nos transmitirá paz y bienestar.

Además, lo bueno de este estilo es que no se necesita gastar mucho dinero si hacemos las elecciones adecuadas. Es lo más lejano a un estilo ostentoso y aboga mucho por el reciclaje de muebles, eso sí, siguiendo un cierto orden y una estrategia clara a la hora de decorar los espacios.

´Mezclar mobiliario es una buena opción para este estilo decorativo, con lo que podemos variar entre muebles más asequibles y otros más exclusivos.

Por ejemplo, la silla de Eiffel de Eames, es un buen ejemplo de pieza exclusiva y un “must” a tener en toda decoración nórdica que se precie.

Otra buena opción es la de añadir piezas de segunda mano que podemos encontrar en un mercadillo. En Portugal hay muchos mercadillos donde encontrar auténticas gangas y muebles espectaculares a muy buen precio. Hay personas que hacen rutas y siguen con calendario en mano todas las “ferias” en las que se celebra un mercadillo de muebles vintage.

Desde espejos a forjas o jarrones japoneses, la variedad de cosas que podemos encontrar en un mercadillo es sorprendente, y es una opción a tener muy en cuenta si queremos darle un toque exclusivo a nuestra decoración.

También podemos poner alguna pizarra o piezas cerámicas para terminar de darle un toque mucho más hogareño y personalizado.

Deja un comentario