Arreglar las paredes con humedad, todo un problema

Arreglar las paredes con humedad, todo un problema

El hecho de arreglar las paredes con humedad es algo que es muy necesario. No hablamos del feo efecto a nivel estético que pueden producir, lo hacemos de los problemas de salud y malos olores que con frecuencia terminan siendo frecuentes.

Debemos comprender que, como nos confirman desde Plani-at, las humedades son antiestéticas, pudiendo provocar problemas de salud serios. Los hogares que tienen humedades son perjudiciales para la salud de las personas que habitan en ella, pues es más fácil que aparezcan hongos y demás bacterias, pero el caso es que no todas las humedades son las mismas ni se pueden tratar de idéntica manera.

Hay varios síntomas que nos van a indicar que contamos con humedades en el hogar, tales como las clásicas manchas en colores grises o negros en paredes y suelo, donde es posible ver que la pintura comienza a levantarse. Así es como vemos la aparición de las manchas de salitre o goteras cuando empieza a llover, por ejemplo.  Tened claro que es fundamental para evitar las humedades una gran prevención de las mismas.

Clases de humedades en paredes o techos

Hay diferentes tipos, las accidentales, por capilaridad, condensación o filtración.

Humedad por condensación

Son las que vemos más en el hogar, pero por fortuna son las más fáciles de poder ser evitadas y de solucionarse. Solo es necesario una ventilación adecuada, abrir las ventanas o sistemas para el control de la ventilación pueden bastar.

Humedad accidental

Estas de identifican bastante fácil, pues se encuentran en un punto en concreto. Ocurren cuando las rompemos en una tubería o desagüe. Hay que reparar la tubería en cuestión.

Humedad por capilaridad

Las podemos ver cuando una casa está construida sobre terrenos húmedos o en las aguas de carácter subterráneo que no se han podido aislar bien.

En el momento en que se sufren esta clase de humedades, lo mejor es la solución profesional del tema.

Humedad por filtración

El origen lo encontramos en los materiales porosos o en las estructuras defectuosas con las que el agua se puede filtrar dentro de la vivienda. La problemática fundamental es que es un proceso en exceso lento, lo que complica que se pueda localizar.

¿Cómo puedo saber la clase de humedad que tiene una pared?

Es posible que proceda del interior o del exterior, para diferenciarlas, hay que fijar un trozo de papel y dejarlo pegado por varios horas. Cuando lo quitemos, si la humedad la encontramos en la cara vista, será que es de dentro de la casa, pero si se sitúa donde pega al muro, procederá del exterior.

¿Cómo se repara?

Cuando la pared está humedad por condensación, prevenir es la mejor solución. Ventilar las zonas diariamente es importante, lo mismo que la ruptura de los puentes térmicos. Si hablamos de la calefacción, son preferibles los aparatos de aire, emisores térmicos o los radiadores convencionales, no siendo muy recomendable el que esté alta.

Si lo que queremos es evitar la condensación, es posible usar pinturas para la humedad, en especial las transpirables, las cuales llegan a aislar a la humedad que vemos como sale de la pared, pero si dejamos salir el vapor fuera de la estancia, se evita la condensación.

En el caso de que se quiera darle color, lo mejor es aplicar pintura plástica del interior cuando se seque la pintura transpirable y cuando el problema es de gran importancia, también podemos aplicar pasta anticondensación, la que actúa como un perfecto aislante a nivel térmico, lo que evita que el frío del exterior pueda pasar al interior de la habitación en cuestión.

Cuando la humedad de produce por filtración es que viene del exterior, por lo que hay que impermeabilizar la fachada desde la zona exterior. En este sentido entran también las humedades de carácter accidental por rotura de tuberías.

Para la reparación del problema debemos situar la avería, repararla, así como sellar las grietas y no dudar en el aplique del revoco nuevamente. Todo esto suelen hacerlo los profesionales.

Si es por capilaridad, la famosa humedad se producirá debido a que los cimientos no estarán óptimamente aislados. Podemos ver sus nocivos efectos en muchos garajes y sótanos, pese a que también es posible que llegue a plantas de mayor altura en el interior de los muros.

Si se quiere quitar la humedad en este tipo de pared, se debe eliminar el revoco que haya y después de ellos, con un taladro se tendrán que hacer orificios en el muro, que se deberán después limpiar bien, para luego proceder a la inyección de gel impermeabilizador. Cuando se seque lo podemos aplicar de nuevo en el revestimiento.

Deja una respuesta