La marca de estilo que imprime el mobiliario

La marca de estilo que imprime el mobiliario

Los muebles que nos reciben cuando vamos a un lugar que hemos elegido, como puede ser el hotel de las vacaciones, o la casa rural, o el apartamento, son los primeros elementos que nos dan la bienvenida, el estado en que se encuentren y su estilo son los detalles que nos van a dar la primera nota de agrado o rechazo al comenzar nuestros días de descanso.

La variedad de estilos es también la distinta forma de entender el negocio por parte del hotelero o casero, y todo el que se dedique a la hostelería deberá saber que un diseño cuidado, minimalista, en todos blancos, claros, grises, limpios, unos muebles de líneas rectas, donde predomine la madera, que será vista en ciertas zonas del mueble y lacada o barnizada en otros, o laminada en resina o sintéticos tipo formica con el color que se elija, -existe una amplísima gama en la paleta de los fabricantes y diseñadores de muebles- sabe que acertará. El viajero busca el confort de la simplicidad, la limpieza y armonía de las líneas rectas y los espacios que inviten al descanso y a la meditación después del día agotador de encuentro e interlocución con una ciudad distinta y todas sus maravillas.

¿Alguna vez te ha ocurrido que una puerta de armario no cierre bien, o que una silla sea incómoda y tenga un tapizado desactualizado y poco confortable? Esto a veces pasa, nuestro consejo para el responsable del establecimiento es que invertir en unos muebles modernos, incluso vanguardistas, es recuperar la inversión en un plazo breve, las fotos que podrán ver los posibles clientes en la página web dirán mucho sobre el lugar que vamos a elegir.

Pero, además del estilo moderno y funcional, a la par que elegante, es importantísimo el mantenimiento general del hotel, la limpieza es fundamental, las superficies de los muebles deben estar brillantes y sin huellas, así como suelos, cortinas, ventanas, sanitarios, etc. Todo debe acoger al visitante como si fuera la primera persona que entra en ese lugar…. No es difícil, solo hay que pensar un poco a futuro, no ponerse trabas en la atención al cliente, ni aprovechar objetos que ya están más que amortizados. La renovación constante, aunque pautada en el tiempo, es necesaria para permanecer y crecer como empresa en el sector de la hostelería.

La Fábrica J. Valls, fabricante de sillas, mesas y taburetes de madera es un proveedor de referencia si de lo que se trata es de decorar con funcionalidad y elegancia, y también con comodidad y ergonomía, con cuidado diseño y las mejores maderas, los comedores, salas, zonas comunes y habitaciones del sector hotelero, colectividades, y del hogar en general.

Su amplio catálogo ofrece una gran variedad de sillas de madera, mesas y taburetes, cuenta con más de 200 modelos en stock, y siempre es posible encontrar el estilo que más nos defina, ya sea clásico, moderno, rústico o vanguardista. El hecho de llevar desde 1942 diseñando, fabricando y distribuyendo mobiliario les permite asumir cualquier pedido, consensuando con sus clientes lo que necesitan exactamente, y pudiendo diseñar de manera personalizada cualquier modelo que se les demande.

Los diferentes estilos decorativos para colectividades

El estilo elegido será el que considere más adecuado la persona encargada de la decoración, teniendo en cuenta el tipo de alojamiento, el tipo de clientes, y los propios gustos del decorador. Se puede decorar con estilo rústico actualizado una casa rural, un hotel de montaña, un hotel-refugio, pero ¿Porqué no utilizar también para este tipo de hoteles el estilo nórdico, con maderas de haya en su color natural, con diseños funcionales, acogedores, cálidos? Las sillas, bancos y mesas de las zonas comunes y del comedor quedan ideales con este estilo, combinado si es posible con paredes desnudas, de piedra natural vista o ladrillos pulidos, esto da una sensación de calor y confort inigualable para las escapadas de montaña. Estas sillas, bancos o taburetes, fabricados con maderas claras y muy resistentes, con líneas curvas, con tapizados vistosos y de colores vivos, tal vez de manufactura artesana, nos invitan al descanso, admirar desde la ventana del salón la naturaleza muy cercana, leyendo un buen libro o disfrutando de una copa de buen vino. Además, el mobiliario estilo nórdico se integra perfectamente en cualquier ambiente, siempre suma.

Sillas para el comedor, o taburetes para la zona de bar, o asientos para la sala de reuniones, fabricadas en haya maciza, con líneas rectas y simples, o curvadas, envolventes, con diseño ergonómico, con elegante tapicería, son un elemento capaz de crear y potenciar tu marca en el mercado, de hacer de tu hotel un lugar amable que permanezca en el recuerdo de tus clientes.

Deja una respuesta